REISHI: BENEFICIOS Y CARACTERÍSTICAS DEL HONGO DE LA INMORTALIDAD

La Micoterapia ha experimentado una gran auge en los últimos años. Además, se presta mayor atención a todo lo que ingerimos, desde los alimentos hasta preparaciones químicas, existe una nueva motivación de un retorno a los orígenes que nos transporta al pasado, a las antiguas tradiciones dejadas de lado, a pesar de la probada validez a lo largo de los siglos. Entre estas revalorizaciones está precisamente la relacionada con los hongos medicinales, elementos que ayudan a mantenerse saludable, útiles para potenciar al organismo de manera transversal. Y si hablamos de transversalidad, en el campo micoterapéutico no se puede dejar de nombrar un hongo en particular, el Reishi, técnicamente conocido con el nombre de Ganoderma lucidum o también llamado el hongo de la inmortalidad o el hongo milenario. Estos apodos se le han atribuido al Reishi desde hace muchos siglos, se ha utilizado durante milenios en la medicina tradicional China porque tiene propiedades que potencia la salud psicofísica en 360 grados. De hecho, el Reishi es famoso por intervenir principalmente en la modulación inmune, para preparar al cuerpo a defenderse efectivamente según las necesidades del momento y en el equilibrio psíquico, actuando como un agente calmante en estados de agitación y estrés. Reishi es considerado el remedio más raro y preciado de la medicina China, y en particular el hongo entero, con la sinergia de las sustancias contenidas en el micelio y en el cuerpo fructífero, esconde muchos usos, ahora probados por diferentes evidencias científicas, con implicaciones positivas para la salud del organismo y para ser usado en diversas especialidades médicas.

Reishi, propiedades y características técnicas

 

Ganoderma lucidum, se llama así por su aspecto brillante, como si siempre estuviera húmedo, y es un hongo bastante común, también llamado hongo parásito que crece en todas las estaciones, principalmente en la superficie de los castaños y robles, en las áreas de costas de China y Japón. Reishi crece en Asia, donde se llama comúnmente Ling Zhi (que significa poder espiritual), pero también puede crecer en otros lugares, como en Italia, en particular en tocones y ramas subterráneas o en la base de troncos caducifolios. En el Reishi, hongo completo (micelio y cuerpo fructífero), hay numerosos compuestos bioactivos que actúan en sinergia y a los que se deben sus extraordinarias propiedades terapéuticas: polisacáridos, en particular beta-glucanos, glucoproteínas, triterpenos, esteroles, aminoácidos, nucleósidos, péptidos, vitaminas y minerales, incluido el germanio orgánico en grandes cantidades.

 

Descubre Micotherapy Reishi

 

 

 

 

Reishi, ¿para qué sirve?

 

Reishi, Ganoderma lucidum tiene muchos efectos positivos para la salud, se dice que son más de 150 usos en la medicina micoterapéutica. En primer lugar, este hongo medicinal ayuda a regular y modular el sistema inmune, haciéndolo más reactivo en caso de ataques externos de virus y bacterias, gracias a la acción de los beta-glucanos. Además, tiene una acción calmante natural, ayudando a mejorar la capacidad de manejar el estrés psicofísico. Por esta razón, el Reishi también se llama el "hongo del estrés". No es solo es una cuestión de estrés psicológico y emocional, sino también de estrés físico y químico, causado por alimentos ricos en conservantes o pesticidas y, en general, por todas las moléculas que ingerimos también a través de los fármacos; en realidad todas las formas de estrés son muy importantes porque generan una gran carga al organismo que, si se maneja mal, lo hace cada vez más susceptible a las enfermedades.

 

Lee también sobre “microhongos y macrohongos” y sus diferencias

 

Pero no se termina aquí. La miríada de otras sustancias contenidas en el interior, como triterpenos, polifenoles, ergosteroles, ergotioneína y germanio orgánico (el mineral que ha hecho historia como un excelente soporte antitumoral) le da al Reishi muchas otras propiedades biológicas, con una acción positiva y de apoyo, para mantener el cuerpo sano. Esto es posible gracias a la sinergia de las moléculas naturales inherentes a las diferentes partes del hongo (micelio y cuerpo fructífero) y en diferentes porcentajes.

 

Reishi y otros usos

 

Uno de ellos, es el apoyo en el reequilibrio del sistema nervioso autónomo, posible gracias a la presencia del ácido pantoténico que nutre y armoniza el sistema nervioso y también el sistema cardiovascular. Además, el Reishi se considera un remedio natural para prevenir y moderar la reacción alérgica: esto es posible gracias a la presencia de algunos triterpenos llamados ácido ganodèrico A, B, C y D que permiten una reducción en la liberación de histamina por los mastocitos. Finalmente, el Reishi incluso ayuda al cuerpo cuando hay un exceso de colesterol malo en la sangre: en este caso, las sustancias llamadas oxigenoteroles, contenidas en el hongo medicinal, funcionan reduciendo el colesterol LDL y mitigando positivamente la presión arterial.

 

Las propiedades que se describen brevemente aquí, son solo una parte de las que se le ha permitido atribuir la reputación de “elixir de larga duración” al Reishi. Sin embargo, nos gusta pensar más en los hongos como farmacias naturales reales, donde las creencias dejan espacio para la larga tradición empírica de la medicina china, ahora cada vez más confirmada por estudios científicos acreditados por la medicina actual.